miércoles, 10 de agosto de 2011

Experiencia paranormal en un rio

Experiencia paranormal en un rio

Unos amigos de la infancia tenían una casa de campo de la que siempre había escuchado historias de fantasmas. Desde que tengo memoria que recuerdo los relatos sobre ruidos de pisadas donde nadie había, sombras inexplicables y la más llamativa, la del torso humano brillante, que se veía flotando cerca del río, donde unos sauces dejan caer perezosos sus ramas en el agua y donde cuentan quienes conocen mas del lugar, que un hombre fue cruelmente asesinado y descuartizado, es común escuchar esas historias y relatos, sobre todo en los pueblos, pero al escuchar a varias personas distintas dar fe de haber visto al torso fantasma deambular en las noches cerradas, fue una tentación demasiado grande como para no proponerme acampar unos días al lado del río a la espera de ver esta aparición con mis propios ojos.


Mi recomendación, tras esta experiencia: Intenten no ir solos a lugares donde se sabe y hay apariciones del tipo paranormal. Los seres, entidades o energías con los que puedan hacer contacto pueden tener efectos perjudiciales en nuestros cuerpos, mentes y almas. Se sabe de personas que murieron de forma inexplicable en sesiones de espiritismo y similares, alrededor de las 3 de la mañana, habiendo pasado medianoche, y pensando en que nada sucedería, sentí un repentino frío que me comenzó en la nuca y me atravesó el cuerpo como si fuera electricidad, tras este escalofrío, giré la cabeza, y pude distinguir un torso humano a unos tres metros de distancia. Era bastante claro, algo luminoso. Yo tenía la linterna apagada para poder apreciar cualquier aparición.

Pero sentí la repentina necesidad de encenderla. Miré hacia donde la había dejado, la tome, y cuando volví a mirar hacia adelante, la aparición se había desvanecido. Incluso entonces sentí miedo, podía sentir que no
estaba solo en la noche. Busqué con mi linterna entre las sombras algo, pero ni siquiera animales había. Dejé mi campamento armado y me fui hacia el pueblo lo mas rápido que pude, sintiéndome aliviado, ya que sea lo que fuere que haya aparecido ante mi, pude sentir que no era bueno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario