lunes, 1 de agosto de 2011

El experimento de Milgram, La maldad en el ser humano

El experimento de Milgram, La maldad en el ser humano

Muchas han sido las historias de sucesos y seres paranormales que hemos leído o escuchado, se habla de la maldad que estos seres pueden llegar a desencadenar, pero también debemos hablar de la maldad que habita en el ser humano, la historia comienza en 1961 luego de los juicios de Núremberg, después del ahorcamiento de Adolf Eichmann, Stanley Milgram psicólogo de la universidad de Yale se preguntaba si era posible el que Eichmann y otros tantos implicados en verdad solo estuvieran siguiendo ordenes, para ello ideo un simple experimento, el cual consistía en reunir a tres sujetos, uno seria el experimentador (investigador de la universidad), otro seria el maestro (el voluntario) y el  alumno (cómplice del investigador), cuando los tres se encontraban reunidos Milgram les explicaba como seria el experimento, al alumno se le harían una serie de preguntas por parte del maestro, cuando el alumno fallase en la respuesta le seria dada una descarga la cual aumentaría de intensidad con el transcurso del experimento, luego de explicarles esto les hacia escoger de entre dos papales cual seria el rol que les tocaría, ambos papeles decían maestro de esta forma Milgram se aseguraba que el voluntario siempre recibiera este rol en el experimento.


Una ves puestos en sus lugares el experimento paranormal daba comienzo, a ambos se les aplicaba una descarga de 45 voltios para que el maestro supiera lo desagradable que seria para el alumno las sucesivas descargas,  seguido el maestro le daba una lista de pares de palabras, cuando termina le lee solo la primera parte de las palabras y le da cuatro pares de respuestas posibles para cada una de ellas, cuando el alumno falla se le aplica la primera descarga de 15 voltios, la cual ira aumentando por cada respuesta mala hasta un máximo de 450 voltios, muchos de los voluntarios demostraron cierto temor y repulsión  en cuanto llegaban a los 75 voltios, en cuanto llegaban a los 135 varios se detenía y exigían saber cual era el fin del experimento, llegado a este punto el investigador solo decía una de cuatro frases seleccionadas:


Continúe por favor, El experimento requiere que usted continúe, Es absolutamente esencial que usted continúe, Usted no tiene opción debe continuar, si aun después de esto el maestro se negaba a continuar el experimento era detenido,  si no se continuaba hasta que la descarga máxima de 450 voltios se hubiese aplicado tres veces seguidas, los resultaros fueron sorprendentes, mas del 65%  llegaban a aplicar la descarga de 450 voltios, todos pararon en algún punto, ofrecían devolver el dinero pero ninguno se negó rotundamente a aplicar las descargas  antes de alcanzar los 300 voltios, el experimento fue filmado por Milgram y se
distribuyo como documental llamado obediencia, este documental es muy difícil de encontrar hoy en día pero se pueden ver partes del experimento en sitios de videos por internet, al principio del experimento Milgram había establecido que el promedio de voltios aplicados al alumno no pasarían de los 130 y en este punto la mayoría rechazaría las ordenes del investigador y que solo algunos sádicos o psicópatas llegarían a aplicar la descarga máxima, los resultados  cambiaron la forma de pensar sobre lo que un hombre es capaz de hacer cuando se encuentra bajo las ordenes de sus superiores, mas del 65% aplicaron la descarga máxima y ninguno paro al llegar a los 300 voltios, cierto que casi todos manifestaron repulsión o estar ante una situación incomoda pero nadie se detuvo aun cuando al llegar al umbral de los 300 voltios el alumno dejara de dar señales de vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario